Tiempo casi en blanco Marina Lange

Del 2 de febrero al 2 de marzo de 2022

EPF Espacio Pequeño Formato

¿Imaginas un tiempo que se contrae, una vida que se acurruca, sus límites replegándose hacia el interior? ¿Dónde está todo eso que se perdió? ¿Cómo atraparlo si se ha vuelto intangible, si ni siquiera sabes si aquello que voló es el pájaro, o es la rama, o se trata más bien del árbol que parecía retener el tiempo en su duración y sucumbió al viento? ¿Dónde está lo soñado? ¿A qué ventana habremos de asomarnos para atisbar vagamente una tierra algo firme, una realidad un poquito consistente, más allá de este tiempo que ahí fuera vemos y sentimos casi como irreal, casi como virtual.

Todo eso quieren reflejar los cuadros en vidrio de Marina Lange, que conversan entre ellos y con objetos cotidianos, como el espejo, los hilos o la mesa camilla. Se rescatan y se cargan de memoria  esos materiales familiares que hablan del paso de los años, de la añoranza, de lo superfluo, del respeto a la naturaleza y de nuestro tiempo. Así, Gestación subrogada se pregunta sobre el distanciamiento entre las personas; Mente desestructurada parece apelar a todos; la mesa camilla saluda a la vejez: se ha apoderado de los recuerdos guardados en la memoria borrosa, aunque aún conserven su color algunas imágenes de los hijos, del hogar, del compañero y del amigo.